viernes, 10 de mayo de 2013

Cañones del Jucar - Jalance

La ruta que realizamos ayer mas que de enduro la podríamos catalogar en gran parte como de bici-senderismo.
Comenzamos en Jalance, pueblo de menos de 1.000 habitantes perteneciente a la comarca del Valle de Ayora-Cofrentes cinco bikers con ganas de conocer la zona.
A lo poco de salir, pasando la fuente del pueblo, se abre una pequeña senda a la derecha de la carretera que se hace difícil encontrarla pero que es su corto recorrido da mucho de si con un par de escalones divertidos.

Vista de la central nuclear de Cofrentes

Nacho 


Continuamos por carretera, cruzamos por puente el Río Júcar y seguimos hasta  llegar a una pista, el camino de "La Peña María", que tendríamos que hacer de ida y vuelta para llegar a los cañones del Júcar.
Al comienzo es ancha hasta luego convertirse en una senda, siempre con las increíbles vistas del Júcar y sus cañones.


Pablo disfrutando las vistas

uno de los varios tuneles


Gabi 


Nacho y Jordi, comenzando el bici-senderismo

Gabi en lo suyo tambien

Aqui comienza el bici-senderismo, y es que para llegar al final de la misma hay que ir empujando y muchas veces con las bicis al hombro, los tramos ciclables se hacen cortos.
No hay bajada de recompensa, se llega al final de la senda y se regresa por el mismo lugar, la recompensa es el paisaje que vemos.

El Júcar




Algun tramo complicado


Final de la senda


La senda se alza en una garganta sobre el río Júcar a una altura de unos 200 o 300 metros, pasando por los cerros de "El Sapo y la Sapa" , "El Pico del Águila" y "La Peña del Buitre".
Ahora toca volver sobre nuestros pasos.

Regresando

Peña del Buitre





Seguimos por la senda que hay junto al río, paralela a la senda anterior pero por debajo a la altura del Júcar.
Cruzamos hacia el otro lado y regresamos por el lado opuesto del río.

Jordi

Gabi cruzando al otro lado el río



la inmensidad del cañon



Al finalizar la senda comienza la subida hacia el plato fuerte de la ruta, el DH de Jalance.
Para llegar no sera nada fácil, tramos de caminata, bici al hombro para evitar un barranco y hasta hay que saltar una valla para llegar por fin.
A esta altura de la ruta y con tanto walking-bike y para no terminar como un Walking death lo mejor es tomarse un respiro antes de disfrutar del DH, llamado también descenso de Las Molatas que para mi gusto es super divertido con saltos, rocas y peraltes para darle alegría al cuerpo y a las bicis.

Queda menos para llegar

Peligro Dh a la vista

Tengo que agradecer a los compañeros de ruta: Gabi, Jordi, Nacho y Pablo por supuesto, que ante las adversidades siempre estaban para dar ánimos.


Track original de Alex 50km. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada