jueves, 6 de junio de 2013

Descubriendo Ainsa

Para la primera toma de contacto con el paraíso endurero que es Ainsa decidimos hacer la opción del centro btt Zona Cero que une dos rutas, la de los miradores de Ainsa y Morillo (ruta 4) y la de Camporrotuno y el Tesoro de los Dineretes (ruta 14).

Casco antiguo de Ainsa y el rio Cinca

Luego de 3 kilómetros de pedaleo al encontrarnos con la primera senda de bajada un problema en mi buje trasero no me permitia seguir bajando, así que volvimos al pueblo y gracias a los chicos de la tienda Intersport que me dejaron una rueda para poder hacer la ruta pudimos volver re-iniciarla.




Vuelta a empezar desde la tienda con dirección al Cerro Cotón, tramo que pertenece a la ruta 4. Primero por pista y luego antes de subir a la cima del cerro toca remontar por una senda que también es de bajada, por lo que se hace dura. 
El esfuerzo merece la pena, estamos ya en el mirador de Ainsa, por primera vez teníamos ante nuestros ojos la belleza de esta zona, la majestuosa Peña Montañesa, el rió Cinca, el embalse de Median, a lo lejos macizos de gran altura al que no estamos acostumbrados a ver como los del Parque Natural de Ordesa y Monte Perdido todavía nevados.

Detras la imponente Peña Montañesa

Con el embalse de Mediano debajo



Continuamos cresteando el cerro Cotón maravillandonos de lo que veíamos hasta la torre de Tou donde comenzaba una trialera de lo mas divertida que acaba en el antiguo municipio Morillo de Tou, ahora centro vacacional a orillas del embalse de Mediano.











Aquí ya pasamos a realizar el tramo de la ruta 14, Camporrotuno y el tesoro de los dineretes, primero por un tramo de carretera hasta Camporrotuno, otro antiguo municipio muy pequeño, en la que destaca la iglesia parroquial del siglo XVI y que cuenta con menos de 30 habitantes.


Descansando en Camporrotuno

Vistas desde Camporrotuno

Seguimos subiendo por pista y llegamos a donde se encuentra la Cruz de la Sierra, todo por una zona sumamente árida, como dicen en la zona zero, el "far-west".


Cruz de la Sierra


Llegamos a Lines por una senda que se abre paso entre las ruinas de las casas que todavía siguen en pie, y que parecen sacadas de un cuento de hadas. 
Seguimos por la senda que da nombre a esta ruta 14, la de los dineretes o nummulites, millones de restos folies que vamos dejando atrás con cada pedaleada.


Dineretes o nummulites a montones


Cruzando el barranco de las Planas

En busca de la Capana

Luego de una Senda hacia abajo hasta la solitaria casa de la Campana, llegamos a Cascojuela de Sobrarbe, donde un comienza una bajada muy diferente a lo que estamos acostumbrados con un tramo final de margas abiertas que acaba en el embalse de Mediano el cual cruzamos por un pequeño puente.

Un tramo expuesto divertido

Desde el Camping de Morillo

Ahora vamos en busca del mirador de Morillo, hasta la cima de la Sierra de Partara, precioso mirador con una curiosidad, un banco de parque para sentarse y disfrutar de las increíbles vistas, ideal para ir acompañado de tu chica, o de una que te gustaría que lo sea, llevándola aquí sumaras muchos puntos.

Mirador de Partara



Y ahora si, el plato fuerte de la ruta, un baja don que cominza técnico y que acaba con la "selva de Guaso" es el final perfecto para este día que nos quedara en la retina por mucho tiempo.




El perfil tiene el tramo de mas que tuvimos que ir a la tienda a por la rueda, igualmente es una ruta dura combinando la 4 y la 14 pero nos dejo una buena visión del pueblo, altamente recomendable.






1 comentario:

  1. Eso si que es un paraiso, que lugar, que vistas, vaya rutas os vais pegar.......a tope chicos...............saludos.

    ResponderEliminar